Ana, la hija

El trabajo, la casa, los niños, la lavadora, la plancha, el gimnasio, el yoga… Ana es una mujer de hoy en día. Una heroína de las de antes, instalada en el siglo XXI. Una líder de familia que ahora hay en todas las casas, de esas que exprimen un día hasta sacarle 30 horas.

Ana se ocupa de recoger cada tarde a las 5, a su madre del Centro de Día para ocuparse de ella. La madre de Ana es una anciana que empieza a tener algún que otro problema para recordar cosas, pero se da cuenta del ritmo frenético que lleva su hija. Cuando Ana le recoge, empieza un sprint de quehaceres, que difícilmente puede seguir.

Ana quiere ayudar a su madre a que se mantenga en forma, activa, y sobre todo sonriente y feliz. En su ansia por ayudarle no dudará en apuntar a su madre a yoga, a hacer con ella la lista de la compra, un bizcocho y todo lo posible para entretenerla.

Ana es una mujer actual, pero su madre, no se queda atrás.